miércoles, 30 de abril de 2014

Formación constante

Hay una cosa que es obligatoria en un maestro y no siempre se consigue: la formación constante.
Las nuevas metodologías, las tecnologías adaptadas a la educación, las nuevas corrientes, los nuevos estudios, los diferentes déficits, trastornos... Son tantas cosas que atender en un aula de PT que se necesita de esa formación que hagan de esa intervención de las más acertadas.
La maestra del aula que protagonizo se esfuerza por este tema. Aun así, no puede todo lo que quisiera. Las horas del día cada vez son menos y la dedicación es mayor.

He visto cómo la maestra de mi aula lleva a cabo metodologías aprendidas en un curso realizado el día anterior. He visto cómo se llevaba horas buscando información y leyendo sobre un nuevo caso que le llega al aula. He visto cómo documenta a sus compañeros, les ofrece información sencilla, concreta y directa, para que les sea lo más fácil posible de leer... He visto cómo se ofrece para ayudar en todo lo que necesiten, para apoyar en el aula ordinaria con materiales, consejos o metodologías.
Y muchos de sus compañeros lo han aceptado y han colaborado en gran medida, y se han hecho cargo de la situación en otras ocasiones...

Formación, formación... y voluntad de formarse. Requiere tiempo, dedicación, voluntad, vocación...
En uno de los muebles del aula hay cientos de papeles con información de cursos realizados y de otras buscadas por sí misma. Ahora, esos papeles son sustituidos por archivos en pdf o doc en el ordenador inseparable ya de casi todos los maestros que voy conociendo.

Las nuevas tecnologías, que mundo tan apasionante para la educación. Le dedicaremos varias entradas.




Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total