sábado, 15 de marzo de 2014

Érase una vez, un aula de PT...

Érase una vez, hace ya varios años, en un rincón de un centro ordinario, nacía un nuevo aula, desconocida para muchos, dudosa para otros... Nacía el aula de apoyo a integración; ahora también llamada, aula de PT. Ésa soy yo. Bienvenido a mi historia, bienvenida a mis días, bienvenidos todos.

Al principio no sabía exactamente a qué me habían llamado, para qué estaba yo allí... Poco a poco fui comprendiendo mi papel en la educación; me he construido un hueco importante en los centros ordinarios y, ahora, creo que no sabrían seguir sin mí o, al menos, les resultaría muchísimo más difícil y no llegarían, tal vez, a los resultados esperados y perseguidos.

Recuerdo muy bien mis primeros días, sin apenas un aula adecuada, sin material, sin mobiliario, sin pautas a seguir... Fue un poco desconcertante entender mi labor exacta, mis responsabilidades.
Recuerdo que no estaba en un lugar accesible, factor importante en mi descripción, pues debo estar al alcance de todos. Recuerdo que el inspector de educación en aquella época insistía en que debía estar en otro lugar del centro, en otra ubicación a la que pudieran acceder los alumnos, sean cuales sean sus características y dificultades. Porque eso sí, los alumnos que asistían a mí (y asisten) suelen tener algún tipo de necesidad educativa específica que no pueden ser atendidas en su aula ordinaria.

El centro ordinario en el que empecé tenía mucha ilusión por mi progreso, estaba encantado con tenerme, pero no era aprovechada al máximo, aún existía un grado de desconocimiento que impedía mi desarrollo. Durante el primer curso parecía que era un aula en prácticas contratada como prueba y a la que no tomar demasiado en serio. Ese curso no me di a conocer demasiado, pues no tenía mucho trabajo específico que llevar a cabo y los casos que a mí llegaban eran sólo dificultades de aprendizaje, consecuencia en la mayoría de los casos, del poco esfuerzo del propio alumno.

Bienvenidos a mi historia, incompleta aún, inacabada e interminable...

Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total