domingo, 23 de marzo de 2014

Asperger, un mundo por comprender

Asperger

Como leí en una frase navegando por internet: para comprender a una persona con síndrome de Asperger, debemos conocer a la persona que está detrás. Conozcamos el síndrome, conozcamos a la persona. ¿Asperger, autismo, TGD...? Un cajón desastre donde no hay definiciones exactas ni varitas mágicas que hagan comprender el mundo por igual.

Los alumnos que han asistido a algunas de mis aulas con síndrome de Asperger, por ejemplo, son rotundamente literales, es lo primero que hay que entender. Todo lo interpretan de esa forma, no suelen comprender el doble sentido de las cosas, pero podrían llegar a entenderlos si les ayudamos. También suelen tener comportamientos obsesivos, extraños... suelen catalogarse como los "niños raros" de la clase.
Su lenguaje es aprendido, estructurado y, muchas veces, utilizan frases hechas y aprendidas en momentos concretos donde ellos creen que son oportunas, simplemente, porque así lo han aprendido, no necesariamente deben sentirlo de ese modo. Los sentimientos se expresan mucho más que con palabras y en este tipo de trastorno, se diferencian mucho más esas reacciones ante el entorno.

"Los sentimientos... ¡qué gran abismo por comprender! Las relaciones sociales... ¡un mundo tan difícil al que pertenezco! Además de todo lo académico y todo lo personal que de forma estándar aprendemos desde que nacemos, nosotros tenemos que aprender además a identificar, expresar y controlar, dentro de lo posible, de alguna manera, los sentimientos. ¡Es tan difícil!"

Recientemente se ha identificado en las redes a Sheldon Cooper, uno de los protagonistas de una serie de TV llamada Big Bang, a quien atribuyen el síndrome de Asperger como causa de su extraño comportamiento. Podría ser, o no podría ser; recordemos que tengan el trastorno que tengan, cada persona tiene una forma de ser diferente, tienen un carácter y unas cualidades que lo forman. También es esto importante a la hora de comparar.

Las comparaciones suelen ser muy continuas en las aulas. ¡Cómo las odio! Espero que vayan desapareciendo, aunque sea, poco a poco.

Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total