jueves, 13 de noviembre de 2014

VAMOS A LEER...

LEER...
LEER...
LEER...  

LEER, LEER, LEER... ¿Para qué más? Es la base, es el comienzo, el nudo, el desenlace, es infinita... Vamos a leer.

Después de varios años intentándolo, por fin, tengo una biblioteca propia, una biblioteca de aula. Los alumnos están encantados, hemos elaborado un sello propio y tenemos nuestro registro de préstamos informatizado... ¡hasta se han fabricado un carnet! Parece que les está gustando mucho.
Han colaborado en su catálogo, siempre abierto a novedades, tanto alumnos como profesores, aportando libros de su propiedad que ya han leído, libros que ya no quieren en sus casas, o libros que sencillamente han tenido la gentileza de donar... Es genial.





Enciclopedias, libros de aventuras, diccionarios, libros de consulta, cómics, libros para todas las edades... Sean cuales sean las preferencias de los alumnos, siempre hay un libro que les convence.

Todos los alumnos que asisten a este aula deben leer obligatoriamente, al menos, un libro completo al trimestre. Evidentemente, si ese número se amplía, mejores serán las consecuencias y mayor la afición a la lectura. De este modo, la biblioteca siempre está en movimiento.

BIBLIOTECA SIEMPRE VIVA

martes, 11 de noviembre de 2014

Basta ya de exámenes... ¡Vamos a aprender!

¡Qué cansada estoy de presenciar exámenes, tras exámenes! ¡Controles, tras controles! De dos en dos temas, de tema en tema, exámenes globales, de recuperación... No creo que sea lógico que un niño de 8 años tenga unos ¡¡6 exámenes cada 15 días!!
La palabra examen siempre asusta. Sabemos que, si las mismas actividades las hacen los alumnos sin que sepan que es un examen, el resultado es mucho mejor. La presión de la nota, el agobio del estudio total del tema, la angustia por lo que "va a caer"... no deja que los alumnos disfruten del aprendizaje.

Ir al colegio debe ser algo guay, no un suplicio al que día tras día se enfrentan por obligación.

En este aula se piensa que hay que cambiar y el cambio debe ser en la escuela. La maestra piensa en alternativas. Se le ha ocurrido hacer, si es necesario hacerlos y según la edad y los contenidos que estén trabajando, sólo dos exámenes al trimestre (un examen en la evaluación intermedia y otro al final de cada trimestre), exámenes basados en competencias, exámenes que no responden necesariamente a la unión de dos o tres temas... ¿Y ésa será la única evaluación? Para nada.
La evaluación lo engloba todo: actitud en clase, actividades diarias, exposición de trabajos, estudio diario, lecturas, expresión escrita... Así vamos a aprender, vamos a disfrutar del día a día conociendo nuevos mundos, llegando a nuevas metas, descubriendo, iluminando, encontrando, compartiendo... Y no vamos a dejar de lado los exámenes, porque, por desgracia, parece ser la medida universal para evaluar los conocimientos y competencias que pueda tener una persona.

Cada día se presenta de una forma, pero todo organizado, todas las posibilidades detalladas en una previa programación... incluso las improvisaciones: qué vamos a dar en cada hora y con cada grupo, en qué va a consistir, qué pretendemos... Va a salir bien, tiene que salir bien... por ahora todo lo que se sale de la rutina diaria llama más la atención e invita a involucrarse más... Les encanta cambiar, se emocionan cuando hacen algo diferente, cuando se enciende la pizarra digital, cuando se trabaja con ordenadores, cuando pueden realizar las tareas por parejas o en grupo... En la variedad está el gusto, en la variedad está la educación.

A muchos de los alumnos de este aula se les dirige el aprendizaje, pero paralelamente disponen de una libertad sigilosa que les permite descubrir una nueva educación, la que ellos mismos son capaces de asimilar de forma independiente, la que ellos se enseñan mutuamente, una educación en constante movimiento, una educación permanente.

Seguiremos informando desde el aula que ahora soy, desde el aula que voy siendo.






lunes, 3 de noviembre de 2014

¿El fuego pesa?

Me enseñaron hace más de veinte años varias teorías sobre la materia: todo lo que ocupa un espacio tiene peso, tiene volumen... Pero entonces pensé: ¿y el fuego? ¿el fuego pesa? ¿tiene volumen? No supieron contestarme.
Después llegó internet, gran oportunidad para buscar la respuesta y cual fue mi sorpresa cuando me di cuenta que ni siquiera entonces daban una explicación fiable y contundente.
Si el fuego pesa, ¿cómo podemos medirlo? ¿se ha pesado alguna vez? ¿es una reacción y no pesa? ...
No os creáis que no he intentado dar una explicación por mí misma, pero no me he considerado lo suficientemente experta en este tema como para aventurarme. Creí que era más fácil saberlo.
Aún sigo buscando la respuesta.


Dedicado a los que buscan y no encuentran,
o lo que encuentran no les convence...

domingo, 12 de octubre de 2014

¿Qué te gusta?

Desde mi posición de aula, he presenciado que es muy común que la maestra pregunte a los padres o al propio alumno sobre sus gustos, su programa favorito en la tele, sus juguetes preferidos, sus aficiones... ¿Y por qué hace esto? Pues muy sencillo, para motivar al alumno y así conseguir el máximo resultado posible.
Un niño no está preparado para trabajar todos los días más de 5 horas en algo que no le gusta o que no tienes ganas de hacer; hay que presentárselo de forma que, incluso, pida hacer las tareas. Tiene que gustarle el colegio, es necesario que le guste el colegio para que pueda aprender.
Podemos aparcar a un lado las obligaciones y los castigos algún día a la semana, e intentar conocer al alumno, de este modo nos ahorraremos muchas reprimendas y le haremos ganar muchos premios.
En este aula de PT se conoce al alumno y, a partir de ahí, se educa. Y funciona, trabajan más, se esfuerzan, les gusta un poco más el cole... sus días de escuela son felices.

Como dijeron hace cientos de años primero Aristófanes: "Educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender un fuego" y después Plutarco: "El cerebro no es un vaso por llenar, sino una vela por encender", la mejor manera de educar es alumbrando y que sean ellos quienes encuentran su camino. Para encender esa vela nada mejor que sus intereses, nada mejor como una buena motivación.

¿Por qué siempre es culpa del alumno, del sistema educativo o del entorno familiar? ¿Nunca es culpa del maestro? ¿Es el maestro el que enseña en la escuela y nunca tiene parte de responsabilidad cuando el aprendizaje fracasa? ¡¡Pero qué equivocados estamos!! Si tus alumnos no aprenden, si no avanzan, si están desanimados y aburridos todos los días... ¿no hay nada que hacer? Obviemos el papel que ocupan los alumnos, el sistema y los padres, cada uno tiene el suyo y cada cual actúa en causa y consecuencia... eso es difícil de cambiar, no depende de nosotros. Pero... nosotros, nosotros sí podemos aportar el granito de arena que nos corresponde... o una montaña, si nos empeñamos y se trabaja en equipo.

¿No hay nada que hacer? Siempre hay algo que hacer, siempre hay un cerillo, una linterna, un móvil cuya luz me alumbra, un reflejo en un espejo... siempre hay algo con lo que encender y, si no se encuentra, paciencia, se encontrará. Sólo hay que trabajar un poco más o un poco diferente. Pero, cuidado, siempre no te dará resultado y creerás que no sirve. Seguirás estando equivocado.
"Si un bolígrafo no pinta, busco otro con el que escribir. Si no tengo más bolígrafos, busco un lápiz, un rotulador... Si no tengo ni punta ni papel, lo anoto en el móvil. Si todo eso me falla, me cambio el anillo de mano para recordar lo que iba a apuntar... Si no tengo anillo...etc Y así podría estar mucho tiempo, hasta que sin encontrar nada, me toca repetir interiormente, hasta que encuentre algo con lo que apuntar, aquello que debo recordar. Y tal vez, cuando llegue a casa, se me habrá olvidado. Y tendré que volver a empezar o lo habré perdido... Puede pasar, pero sigo, porque no se acaba nunca." Así es, ni más ni menos.



(Y, por si alguien piensa "¿y qué recibo yo a cambio?", decirle que, de la remuneración y/o recompensa que reciben los maestros, hablaremos otro día. Hasta la próxima.)

domingo, 21 de septiembre de 2014

UN CURSO NUEVO


Increíble, por fin... 

Aunque haya preparado cosas en verano, por mucho que creamos que hemos adelantado algo... cuando llega septiembre todo lo que suponemos que había que hacer, se multiplica y no hay un segundo para detenerse. En un aula de PT cada alumno es un aula, cada alumno necesita una programación, unos documentos. Es un poco estresante a la vez que satisfactorio pues, cuando la tarea está encaminada, todo se ve mucho mejor.
Han tenido lugar muchas reuniones, se han acordado muchas medidas, incluso, se ha informado debidamente a los padres.
Es imposible no trabajar fuera de la jornada, los maestros no paran en casa. Todas esas horas que han ganado en verano, las están gastando por las tardes, en sus ratos libres, incluso, en sus sueños. No dejan de pensar en el cole, en cómo cambiar el método, cómo aplicar las inteligencias múltiples en el aula, cómo introducir el uso de la pizarra digital en todas las áreas, cómo captar la atención de los alumnos y sacarles el máximo partido... Si no es por vocación, septiembre puede hacerte odiar esta profesión. Si tu vocación es buena, septiembre te cansa, pero no te rinde, te impulsa.

Me gusta estar bien vestida, me gusta ser bien presentada, por eso me gusta que me acicalen, que me adornen, que cubran mis paredes con frases, con dibujos... No me gusta estar de cualquier forma. A los alumnos les gusta más trabajar en un aula acogedora, divertida, acorde con los tiempos, con las fechas... y también a los maestros. Espero estar este año a la altura de las circunstancias.

Todo atado, todo enlazado. Parece que va cogiendo forma, parece que se está encaminando. 
¡Ánimo chicos! ¡Ánimo maestros! ¡Ánimo familia!

BIENVENIDOS AL CURSO 2014/15





sábado, 2 de agosto de 2014

Vacaciones

- ¡Qué silencio! ¡¡Cómo se notan las vacaciones!! ¡¡Qué barbaridad!! En algunos centros ese silencio ha protagonizado cada día; en otros, el ruido de pinturas, limpieza, obras... han llenado las horas...
Tranquilidad y añoranza con fecha de caducidad, pues sé que en septiembre todo vuelve, no falla.

Me aburro. Sé que este tiempo de descanso es necesario, pero necesito seguir. Me gusta despertar por las mañanas y ver a través de mis ojos de pizarra cómo los alumnos asisten con ganas, cómo aprenden cada día algo nuevo, cómo intentan superarse... Pero este tiempo es necesario, tanto para mí como para ellos.

Está bien que se olviden por un tiempo de las obligaciones diarias, de las presiones que provoca el estudio. Deben descansar. Y sé que van a volver con pilas recargadas, van a adoptar con ilusión los nuevos libros, los nuevos lápices, los nuevos retos...

Verano... Un período de cambio, los alumnos vuelven distintos: nuevos peinados, nuevas alturas, nuevos intereses... ¡a algunos hasta la voz les cambia! Y yo soy testigo, testigo mudo del crecimiento del futuro, de personas voluntariosas que trabajan por superar cada día con mayores dificultades, con nuevos obstáculos que saltar.


Me aburría un poco y por eso escribo. Espero aprovechar este tiempo como espero lo estén aprovechando los alumnos en verano. 

Voy a descansar y a disfrutar de este silencio temporal.

 Hasta septiembre... supongo.

miércoles, 16 de julio de 2014

Ser Diferente

Hace poco oí una frase en un acto de graduación: 
"No quieras ser como los demás... Has nacido para ser diferente"

Sobre esta frase debatieron en el aula:

"- Durante nuestra vida tenemos muchas etapas por las que pasamos y, precisamente la etapa donde empezamos a querer ser diferentes y destacar en lo mejor, comenzamos a igualarnos. Creemos pensar de una forma única y descubrimos que no es así; creemos inventar cosas nuevas, nada más lejos de la realidad; creemos ser realmente originales, y pocas veces se consigue... Somos más iguales de lo que creemos y nos frustramos cuando lo vamos descubriendo.

- Pues debo replicarte esas afirmaciones que nos dices- contestó otro maestro-. Nos repiten continuamente que somos iguales, que somos iguales... pero no es cierto. Tenemos los mismos derechos, debemos tener las mismas oportunidades, somos iguales ante la ley, merecemos todos el mismo respeto, etc... pero cada uno de vosotros ha nacido para ser diferente. Estoy totalmente convencido de que en cada persona hay, en mayor o menor medida, un porcentaje de originalidad, pero hay que saber aprovecharlo y venderlo a los demás"


Y esto mismo os lo digo yo, el aula que os habla, porque os veo día a día, porque en mis aulas entran personas muy diversas todos los días y no sólo son alumnos.

El debate continuaba así:

"Es bueno ser diferente, nos gusta ser diferentes, nos gusta la originalidad, lo asombroso, lo que destaca, lo que sorprende... No es mejor ni peor, simplemente es... diferente. Pero hay que saber ser diferente, no debe importarte y debes convertirlo en algo genial no en un lastre; debes buscar el beneficio no el perjuicio; en tu diferencia estás tú."

Y esto me recuerda otra frase que escribió una de las maestras en la pizarra:
"En las diferencias está la persona; en las semejanzas, el ser humano".

Hay una película española donde el protagonista es un joven con síndrome de Down que, cuando va siendo adulto y se da cuenta realmente del mundo que tiene a su alrededor, se acerca a sus padres y les recrimina el haberle educado de una forma tan normalizada, que por ello se había creído que él era normal, que llegó a creer que su síndrome no era obstáculo para nada... Me hizo pensar. Y pensé en lo que es normal y en lo que no lo es, en la educación individualizada y la educación global, en el conjunto y en el sujeto... y, como siempre pensé, que en el equilibrio está la virtud y que seguiría teniendo dudas durante mucho tiempo.


Fue una conversación curiosa la de aquel día, no supe realmente qué pensar, no supe ya si resaltar las igualdades o las diferencias, si darle importancia a las minorías o intentar convertirlas en un subgrupo de las mayorías... Es muy complicado, ya no sabía si me gustaba ser igual o diferente; si seguir los patrones de conducta de la mayoría o desentonar como siempre... Y empecé a dudar de mí, a dudar de todo y me paré, me detuve un segundo y volví a mi sitio. Y ya en mi lugar, miré años atrás, observé mi actualidad, vislumbré mi futuro... Y, por ahora, llegué a una conclusión: Soy un aula de PT y me gusta ser diferente.

miércoles, 25 de junio de 2014

"El maestro"


El vídeo es la conversión de un power point fallido que no avanza cuando debe avanzar y las letras escogidas para su presentación no se visualiza correctamente en internet. Un desastre que no ha podido la maestra solucionar. El power point se puede descargar en este enlace y si se desea ver con la fuente original debe descargar "Made with B".

http://www.slideshare.net/didactilandiapt/el-maestro-36232530

Soneto Alumno - Ratón



SONETO

Conocí hace más de cinco años
A un pequeño ratón de biblioteca
Los libros para él son ludoteca
Cuando lee se convierte en ermitaño.

Aunque a algunos les parezca algo extraño
No hay reloj alguno en su muñeca
Y las horas se pasan sin jaqueca
Sea cual sea del libro el tamaño.

No sólo la lectura es su afición
Es muy listo, agradable e ingenioso
Y ahora tiene otro gusto este ratón

La informática se ha vuelto devoción
Y además el roedor es bondadoso
Siempre un hueco tendrá en mi corazón

Soneto Alumna - Oso panda



SONETO

Cariñoso, mucha fuerza y ternura
Son palabras que definen a este oso
Agradable, familiar, maravilloso
Mi oso panda es apuesta segura

Su carácter alegre perdura
Con su calma y su empuje asombroso
Día a día cruza el mismo foso
Primaria ha resultado muy dura

Animal en peligro de extinción
Como el que yo tengo, hay muy pocos
Su gran esfuerzo ha sido campeón

Has llegado al último escalón
Por ahora ya no hay m
ONETO﷽﷽﷽﷽ es una nueva cancin sin pausaás sofocos
Secundaria ya es otra canción.



Soneto Alumna - Hormiga



SONETO

Este curso he tenido una hormiga
Cuyo afán era ser trabajadora
En su casa ese esfuerzo se valora
Nada impide que ella lo consiga

Es alegre y es muy buena amiga
Tiene fuerza y cada día mejora
Muy contenta está la profesora
Conseguirá todo lo que persiga

Muy tranquila, pero más responsable,
A sus hombros lleva una buena carga
Y aunque permite que se le eche un cable

La hormiga cree que todo es soportable
La primaria ha resultado más larga

De tu éxito sólo tú eres culpable.

Fin de curso


En este fin de curso, he de mencionar que en una de mis aulas, la maestra de PT (en colaboración con alguna compañera) ha optado por hacer una "ceremonia de graduación". Se han repartido diplomillas a los que no pasan de etapa y diplomas (con algo más) a los que dan su gran paso a secundaria. Pude retener algunas imágenes de las que veía desde mi lugar del aula y las adjunto. Además, observé que en el diploma se le relaciona a cada uno con un animal por su semejanza en algunos aspectos (buenas semejanzas). Me gustó. Se adjuntan imágenes como muestras y los sonetos que acompañaba a cada uno de ellos (porque la maestra les dedicó un soneto a cada uno según sus cualidades y su vivencia en el aula). Esto se muestra en las tres entradas posteriores.
Le ha gustado mucho trabajar con sus alumnos y espera que los que pasan a secundaria puedan optar a un futuro tranquilo y seguro, o al menos, un futuro feliz.
Al resto de alumnos seguramente los encontremos de nuevo en este aula, pues de este modo pueden seguir mucho mejor el ritmo escolar y alcanzar un nivel óptimo de aprendizaje. Tienen esta oportunidad. y no la van a desaprovechar, o por lo menos, la maestra va a trabajar por ello.

sábado, 21 de junio de 2014

Graduación PT

La maestra de una de mis aulas tiene un estado agridulce por estas fechas.
Siente una tristeza extraña por el fin de curso que le ocupa porque, aunque se dedique en cuerpo y alma a sus alumnos, se encuentra sola en los últimos días de relajación y disfrute de la clase porque no es tutora. Sí prepara eventos especiales para sus alumnos... pero no es lo mismo. Aunque disfruta mucho compartiendo con ellos los últimos días de curso dedicando las clases a juegos digitales, juegos de mesa, visualizaciones de vídeos interesantes...
Por otro lado también, el cariño y la gratitud que recibe por parte de alumnos y profesores es mucho y le alegra enormemente. Siente que personalizan ese agradecimiento. 


Cada fin de curso algún evento especial protagoniza la jornada. En este curso se ha dado lugar la "Graduación de PT", una ceremonia cargada de emotividad, diversión e intercambio de detalles. Para dicha graduación la maestra de mi aula, con ayuda de alguna compañera del centro, ha preparado bandas exclusivas, diplomas originales, diplomillas y una caja de sorpresas.

Ha sido genial. Han sido muy felices.




domingo, 1 de junio de 2014

Dicen que es superdotado...

Altas capacidades


Siempre he oído que perjudica lo mismo excederse que prescindir... ¿Podríamos aplicar algún significado de esta frase al tema que nos ocupa? Altas capacidades, sobredotación, talento... ¡Qué equivocada estaba antes de conoceros!
Hace unos cuatro o cinco años asistía a una de mis aulas un alumno al que diagnosticaron sobredotación intelectual. Nunca había tratado la maestra a un alumno de esas características, tuvo que ponerse al día. Siempre que llegaba un alumno nuevo, tenía que ponerse manos a la obra, tenía que partir casi desde cero pues, además de conocer su diagnóstico, debía conocer a la persona.

Recuerdo que aquel alumno era brillante... y lo sigue siendo, pues sigue asistiendo a mi aula. Se comenzó a hablar en el centro de altas capacidades, pero no demasiado. No sabían exactamente lo que era, estaban equivocados.

La situación no ha cambiado mucho en la actualidad, aún siguen definiendo a un alumno con altas capacidades como un niño "más inteligente de lo normal", "más listo"... Nada más. Muchos no comprenden cómo pueden, incluso, suspender alguna asignatura. ¡Algunos ni siquiera comprenden que a veces se porten mal! ¡Pero si sigue siendo un niño!

He aprendido, siendo aula de PT, que los alumnos de altas capacidades forman el pensamiento de otra manera; que su aprendizaje es inductivo, divergente, creativo, deductivo también...; que su mente no descansa, que sus intereses por aprender y saber más superan al interés, por ejemplo, de tener buena caligrafía; que en deporte o en dibujo no tienen por qué destacar... QUE SI NO SE LES ATIENDE A TIEMPO DE FORMA ADECUADA PUEDEN, INCLUSO, LLEGAR AL FRACASO ESCOLAR Y, LO QUE ES PEOR, A LA FRUSTRACIÓN PERSONAL.

Ahora mismo uno de los maestros que conozco está llevando a cabo una nueva forma de trabajar con uno de los alumnos de altas capacidades que atiende. Es muy difícil. Necesita la continuidad de esas medidas extraordinarias en el aula ordinaria, y esto no se da siempre. Es difícil, pero lo veo empeñado en no dejarlo pasar de curso sin haber intentado algo más, tiene que ayudarle a aprovechar su potencial intelectual y, de paso, quiere ayudar a que no se sienta fracasado. Debe hacerlo, por conciencia, porque es lo más lógico y porque es su trabajo, ni más ni menos.
He visto pasar por mi aula alumnos de altas capacidades a los que catalogaban como "desastres". Desastres en lo emocional, en la caligrafía y limpieza en presentaciones de trabajos, desastres en la forma de vestir, de ocuparse de su cajón de pupitre... Y a eso únicamente daban importancia los adultos.

Se me ocurre, por ejemplo, que a nadie se le ocurriría darle a un niño de 8 años un millón de euros para que lo gaste como mejor le parezca; ni siquiera es legal y, si lo fuera, probablemente lo perdería todo o se quedaría con poco. (No sé si es muy buen ejemplo, más adelante pensaré en otros mucho mejores). Bien, pues creo que podemos asemejar algo de este símil con la situación de los niños con altas capacidades. Son niños y tienen en su poder una riqueza intelectual que no saben manejar y necesitan que les ayuden. Yo lo veo día tras día en mi aula, y soy testigo mudo del esfuerzo que hacen algunos profesores por conseguir una adecuada escolarización de estos alumnos.

Hasta la siguiente entrada, aún tengo tanto que contar...

jueves, 29 de mayo de 2014

Si vas a ser maestr@...

Si vas a ser maestr@... (no os creáis que me gusta mucho el arroba, pero parece que es lo que ahora se estila..., ¿no? Bueno, no está mal por una vez).
Como decía, si vas a ser maestra@, no creas que tu jornada empieza a las 9 y termina a las 14 h... No, no... para nada, sobre todo si quieres ser un buen maestra@. Y si hablamos de un maestr@ en un aula de PT, da por hecho de que hay que dedicarle tiempo y esfuerzo.

Todos los días observo desde mi posición como los maestros de PT tienen que "cambiar el chip" cada hora para adaptarse a las distintas edades, a las distintas dificultades, trastornos, necesidades... y cómo debe saber lo que tiene que hacer con cada alumno... ¡una programación para cada uno!
Me imagino un aula con más de 20 alumnos de distintas edades, a los que de forma individual hay que atenderlos adaptando materiales y metodologías, realizando programaciones curriculares personalizadas de las materias adaptadas...

Todo ello debe ser acompañado con creatividad. Veo cómo la imaginación asume un papel importante a la hora de captar la atención de los alumnos, de enseñarles los conceptos, de hacer que "les guste el cole"... No os olvidéis de ella.

A vosotros, maestros noveles, os dedico esta entrada del blog. A vosotros, que termináis la carrera con ganas de llevar a cabo lo aprendido... no perdáis nunca esas ganas de trabajar, de superación, de mejorar siempre... Tenéis a vuestro alcance internet, ese gran mundo infinito lleno de posibilidades, de ideas, de recursos, de formación... Aprovechadlo.




miércoles, 30 de abril de 2014

Formación constante

Hay una cosa que es obligatoria en un maestro y no siempre se consigue: la formación constante.
Las nuevas metodologías, las tecnologías adaptadas a la educación, las nuevas corrientes, los nuevos estudios, los diferentes déficits, trastornos... Son tantas cosas que atender en un aula de PT que se necesita de esa formación que hagan de esa intervención de las más acertadas.
La maestra del aula que protagonizo se esfuerza por este tema. Aun así, no puede todo lo que quisiera. Las horas del día cada vez son menos y la dedicación es mayor.

He visto cómo la maestra de mi aula lleva a cabo metodologías aprendidas en un curso realizado el día anterior. He visto cómo se llevaba horas buscando información y leyendo sobre un nuevo caso que le llega al aula. He visto cómo documenta a sus compañeros, les ofrece información sencilla, concreta y directa, para que les sea lo más fácil posible de leer... He visto cómo se ofrece para ayudar en todo lo que necesiten, para apoyar en el aula ordinaria con materiales, consejos o metodologías.
Y muchos de sus compañeros lo han aceptado y han colaborado en gran medida, y se han hecho cargo de la situación en otras ocasiones...

Formación, formación... y voluntad de formarse. Requiere tiempo, dedicación, voluntad, vocación...
En uno de los muebles del aula hay cientos de papeles con información de cursos realizados y de otras buscadas por sí misma. Ahora, esos papeles son sustituidos por archivos en pdf o doc en el ordenador inseparable ya de casi todos los maestros que voy conociendo.

Las nuevas tecnologías, que mundo tan apasionante para la educación. Le dedicaremos varias entradas.




domingo, 20 de abril de 2014

Avanzamos en la historia...

He tenido muchas ubicaciones diferentes, mi mobiliario ha cambiado conforme ha ido pasando el tiempo... y ahora creo que me han dejado casi perfecta para mi labor. Tengo de todo: pizarra digital, pupitres grandes y pequeños (pues a mí asisten alumnos de edades muy diversas), juegos didácticos, material fungible para realizar trabajos, libros de texto... La verdad es que en el sitio donde estoy ahora me cuidan bastante.

También están cambiando los profesores que trabajan con la maestra del aula. Hay muchos interesados en colaborar, otros se forman de manera independiente para poder tratar las necesidades inmersas en su aula ordinaria mucho mejor... Todo va a mejor.

L@s maestr@s de PT también amplían cada día su formación y se documentan de todo lo nuevo, prueban metodologías, llevan a cabo nuevos recursos...

Después de aquella dedicación inicial a los alumnos con DIA exclusivamente, llegaron alumnos con dictámenes, diagnósticos, neae... Y todo empezó también a cambiar poco a poco.

Empezaron con adaptaciones curriculares no significativas, es decir, adaptaban metodología, materiales, tareas... pero sin modificar los contenidos u objetivos mínimos del ciclo a conseguir. Esto daba resultado en muchas ocasiones, pero en otras quedaba insuficiente.
Las AC no significativas son fáciles de llevar si el tutor o profesor de la materia que sea del aula ordinaria trabaja paralelamente con el departamento de orientación. He sido testigo de ambos casos.

En el caso en que el profesor del aula ordinaria no colabora, el alumno está avocado al fracaso escolar y a una ACS en el curso posterior, en las materias en las que su desfase curricular es mayor de dos cursos. En el caso del profesor que sí trabaja con el departamento, el resultado es bastante óptimo y el alumno consigue superar muchas dificultades y llegar a los objetivos propuestos sin necesidad de asterisco (un asterisco aparece en las notas oficiales cuando el alumno tiene ACS).

Pero no sólo me he encontrado con tutores no colaborativos, también me he topado con maestra@s de PT que parece no gustarles su trabajo... pero no me voy a entretener en esto.

Bien, nos hemos quedado en la puesta en práctica de las adaptaciones curriculares. Profundizaremos en este tema más adelante. ¡Hasta otra!

Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total